Cuidado y limpieza de la grifería de cocina

Así volverá a relucir la grifería de fregadero al instante

La grifería de cocina y el fregadero sufren a menudo los efectos del frío y el calor, así como de lejías, grasas y ácidos. Por eso, hansgrohe fabrica grifería de gran calidad, cuya función, diseño y brillo se mantienen por mucho tiempo con un cuidado sin mayor esfuerzo. Siguiendo los consejos de cuidado aquí mencionados disfrutará largo tiempo de su grifería de fregadero. Limpiando simplemente cada tanto y eliminando la cal.

Efecto repelente: su superficie lisa y no porosa repele fácilmente el agua

Los mejores materiales para grifería de cocina y fregaderos: cromo y óptica de acero inoxidable

Nuestra grifería de cocina destaca, según la versión, por un cromado brillante de calidad superior o por una óptica de acero inoxidable resistente. Ambos materiales equivalen a durabilidad y facilitan la limpieza. Cuidándolos con los métodos y elementos correctos mantienen su magnífico brillo por mucho tiempo. Los fregaderos hansgrohe son de acero inoxidable. Este material los hace higiénicos y repelentes a los gérmenes, inoxidables y compatibles con los alimentos. Dado que el acero inoxidable es resistente a los ácidos y al calor, la superficie es especialmente fácil de cuidar. Sea cromo o acero inoxidable: igual merece la pena considerar algunas reglas básicas durante la limpieza.

  • hansgrohe recomendación de limpieza.

    Libre de cal: brillo y función por mucho tiempo

    Las griferías de cocina de hansgrohe permiten eliminar la cal de forma sencilla. Cuentan con superficies de gran calidad, fáciles de cuidar, y con protuberancias antical (QuickClean) en el aireador.

    Descargar aquí los consejos de cuidado (PDF, 322 KB)
Limpiar los fregaderos fácilmente gracias a superficies lisas y no porosas que eviten que el agua y la suciedad penetren y se peguen
Limpiar los fregaderos fácilmente gracias a superficies lisas y no porosas que eviten que el agua y la suciedad penetren y se peguen

Así cuida correctamente su grifería de cocina

  • La grifería del fregadero no debe limpiarse nunca con limpiadores agresivos, ya que contienen sustancias como lejía de cloro, ácido fórmico, ácido acético o ácido clorhídrico. Evite además usar limpiadores abrasivos y esponjas.
  • No rocíe nunca los limpiadores directamente en la grifería de cocina, y no mezcle distintos productos entre sí. Siga las recomendaciones de cuidado del fabricante en cuanto a la dosificación y el tiempo de actuación. 
  • Para eliminar la cal de la grifería de cocina lo mejor es utilizar un producto de limpieza a base de ácido cítrico. Aplique primero el limpiador en un paño de algodón suave que no deje pelusas y, a continuación, páselo por la grifería del fregadero. Deje actuar el líquido durante el tiempo indicado y, después, elimínelo bien con agua limpia.
  • Por último, seque la grifería frotándola con un paño seco. Se han eliminado los restos, y la grifería vuelve a relucir.

Eliminando debidamente los depósitos de cal se evitan desagradables daños consecuentes. Porque la cal no es solo un problema estético. Puede afectar algunas funciones como, por ejemplo, la forma del chorro.

La limpieza correcta de la grifería del fregadero es sencilla y se hace rápido. El flexo extraíble de la grifería de cocina también se limpia fácilmente y se sustituye sin inconvenientes; cada recambio incluye las instrucciones para ello. Siga nuestras recomendaciones de limpieza, ya que los daños por uso inadecuado no serán cubiertos por nuestra garantía.

Limpieza sin restos del aireador

El aireador también recibe las denominaciones de difusor, regulador de chorro o formador de chorro. Se trata de una tobera situada en el caño del grifo. Muchos aireadores de la grifería de fregadero de hansgrohe están equipados con una función antical (QuickClean). Se limpian a mano sin usar productos de limpieza adicionales.

Frotando brevemente se quitan los restos de cal sin esfuerzo

En la grifería de cocina hansgrohe con tecnología QuickClean, el aireador cuenta con protuberancias flexibles de silicona. Allí se acumulan depósitos de cal debidos al uso diario (en mayor o menor cantidad según la dureza del agua). Pero se quitan sin ningún esfuerzo: simplemente frotando las protuberancias de silicona con el dedo. Y, a continuación, el agua vuelve a salir del aireador de manera uniforme y en abundancia.

Limpiar el aireador, disfrutar de una agradable forma del chorro

Si, en algún momento, se requiriera una limpieza del aireador más profunda, desenrosque el adminículo y sumérjalo en un recipiente con un limpiador a base de ácido cítrico para descalcificar. Tras 10 minutos como máximo puede extraerlo y enjuagarlo a fondo con agua limpia. Si fuera necesario, repita la limpieza y, a continuación, vuelva a colocar el aireador en la grifería de cocina. 

La limpieza del aireador en vídeo

Un socio fiable

Encuentre aquí su tienda más cercana