Duchas ecológicas hansgrohe

Descargar aquí Flash Player

Placer de ducha sostenible

De textura agradable, aspecto atractivo y bueno para el hombre,
los animales y el clima

Los productos bio están en pleno auge, lo vegano está de moda. En este nuevo milenio, sin certificado de sostenibilidad no se va a ninguna parte, ya sea en el sector de alimentación, bebidas, ropa o viajes. También la industria de la belleza y cuidado personal muestra desde hace años una curva ascendente en el sector de «cosmética natural». Cada vez son más los usuarios que adquieren productos elaborados de forma sostenible a partir de materias primas orgánicas. Bienestar en el baño ya no solo significa disfrutar de un espacio de relax para desconectar del día a día, sino también de un placer sensual y limpio sin remordimientos de conciencia. Es decir: con geles de ducha, champús, cremas o desodorantes libres de tóxicos, que no han sido probados en animales. Y así los baños modernos se llenan cada vez más de tubos, botes y frascos cuyas etiquetas lucen reconocidos sellos de cosmética natural. Su diseño atractivo y natural ya no tiene nada que ver con el «Eco-Chic» de antes. Evolución favorable: lo «natural» ya no cuesta un ojo de la cara.

Más calidad, menos cantidad – ahorro de materias primas valiosas

Los que apuestan por contaminar su cuerpo y el medio ambiente con el menor número de químicos posibles saben que no solo los ingredientes de los productos son cruciales para el cuidado de la piel, sino también la cantidad. Cuanta menos cantidad de geles y champús (también detergentes y lavavajillas) se utilice, menos se contaminarán las aguas residuales. Y ello, día tras día. Los usuarios concienciados con el medio ambiente también se preocupan de consumir la menor cantidad de agua y energía posible en cada ducha. Y es aquí donde entra en juego hansgrohe con sus duchas EcoSmart. Estas duchas con sistema automático de limitación de caudal de agua protegen los recursos – y todo ello sin alterar lo más mínimo el alto nivel de confort de ducha.

Ducharse sin peligro – sin parabenos

No es de extrañar que en cosmética cada vez más usuarios(as) opten por marcas fiables con ingredientes identificables. Los ensayos de productos de los últimos años han revelado los peligros a los que muchos fabricantes convencionales someten a los consumidores. Ya sean petróleos, que, si bien son baratos, resecan la piel y obstruyen los poros. O parabenos, que si bien son un buen conservante de geles y cremas, pueden provocar alergias y, en el peor de los casos, cáncer. Existen plastificantes (ftalatos), que afectan a la función hormonal y emulsionantes como el polietileno (PEG), que pueden depositar toxinas en la piel. Por no hablar del aluminio, la silicona o los colorantes y fragancias artificiales cuyos efectos sobre el cuerpo humano todavía se desconocen por completo. Ante geles de ducha que afectan a la leche materna o perjudican órganos vitales como el hígado, son cada ve más los que dicen: no, gracias. Y prefieren confiar en los certificado de cosmética natural, así como en los sellos de calidad biológica de instituciones de protección al consumidor independientes.

Por cierto: mucha espuma no es sinónimo de más limpieza. Mucha espuma únicamente refleja la gran cantidad de tensioactivos que contiene un producto. Algo totalmente innecesario para el hombre y el medio ambiente. Por lo tanto, el Dreamteam bajo la ducha es: cosmética natural (= menos espuma) y una ducha EcoSmart hansgrohe (= menos agua) para enjuagar.

Hansgrohe utiliza cookies con el objetivo de prestarle el mejor servicio. Al seguir navegando por la web, sin cambiar su configuración, usted acepta el uso que hacemos de las cookies.

   

Aceptar
<% } //bolIsPublishMode %>